Contrario a las apariencias, los Geeks somos muy sociables. Disfrutamos debatir en foros, chatear, comentar, escribir blogs, conversar por e-mail, ir a eventos, conocer gente nueva y compartir lo que sabemos con los demás.

¿Pero cómo aprovechar esta actitud si quieres convertirte en un emprendedor?

Únete a una comunidad o constrúyela

¿Sabías que las personas que te rodean tienen gran influencia en tu comportamiento? por ejemplo, si tus amigos van al gimnasio o hacen dieta, es muy probable que adoptes nuevos hábitos.

Si te unes a comunidades que te apoyen y alienten a llegar más lejos, es muy probable que consigas logros más grandes. De hecho, el secreto detrás del éxito de las Startups de Silicon Valley está en las comunidades.

Es más, con suerte, una comunidad puede convertirse en tus primeros usuarios ó ser fuente de inspiración para nuevas ideas. Es por eso, que debes buscar una comunidad que te nutra intelectualmente, te apoye y aliente a llegar más lejos todos los días.

Busca un grupo de personas que compartan un interés contigo o tengan relación con tu idea y elige aquellas con las que te sientas mejor. Digamos: “diseñadores web”, “freelancers novatos”, “developers experimentados”, “aficionados a los drones”, “amas de casa que practican yoga mientras cocinan“, bueno, ya te hiciste a la idea…

Es posible que no encuentres la comunidad que buscas en tu ciudad, pero siempre puedes encontrar algo bueno en Internet. Si no es así, comienza a crear una comunidad por ti mismo.

Descubre comunidades para emprendedores digitales como tú

Estas son las comunidades físicas y en línea que más me gustan.Échales un ojo. podrías aprovechar mejor que yo para cumplir tus propias metas.

Intégrate y convive con tu nueva comunidad

No importa si es en persona o de forma virtual, ser “el nuevo” puede hacerte sentir ansioso e inseguro. A todos nos pasa. Si eres demasiado reservado los demás nunca sabrán de qué eres capaz, si eres muy lanzado, posiblemente los demás sientan que eres un presumido u oportunista.

¿Cómo hablar adecuadamente de tí y tu idea? ¿Cómo romper el hielo? ¿Cómo pedir ayuda? ¿Cómo dar consejos? ¿Cómo evitar ser excluido?

Estos son algunos consejos para brillar siendo el nuevo en una comunidad.

Cambia tu mentalidad

La mejor forma de integrarte a un nuevo grupo es verlo como una oportunidad de aprender cosas nuevas, verlo como un juego ó como una forma de entrenamiento.

Haz preguntas, conoce a los miembros, o escribe tus impresiones si quieres aprender más sobre un grupo específico. La idea es hacerlo retador y divertido.

Todo empieza con una buena presentación

Si te unes a una comunidad o grupo en línea, la presentación debe ser breve y concreta. Deja que los demás te conozcan por quien eres, no por lo que haces. Explica por qué te uniste, qué esperas de la comunidad y para qué pueden contar contigo. No olvides responder los comentarios.

En persona, lograr una buena presentación puede ser más difícil. Recuerda ser breve, respetuoso y que los demás entiendan tus motivaciones para estar ahí.

En persona las presentaciones suelen ser 1 a 1, así que tu principal objetivo es conocerse uno al otro. Trata de encontrar cosas en común y cómo pueden seguir en contacto en el futuro. Si te sientes varado en la conversación, no temas hacer preguntas sobre la otra persona. Así mostrarás respeto e interés.

Recuerda los nombres de los demás

En persona, recordar todos los nombres de las personas que acabas de conocer puede ser difícil. Pero si empleas estas técnicas, no quedarás atrapado en situaciones incómodas:

  • Imagina que la persona que acabas de conocer está parada junto a alguno de tus amigos con el mismo nombre. “Este es un Miguel”
  • Repite el nombre de las personas durante la conversación. Ayudará a tu cerebro a procesarlo. “Y dime Christian, ¿trabajas con Miguel?”
  • Imagina que el nombre de la persona está escrito en su cara.
  • Puedes crear analogías entre el nombre de la persona y otras palabras para recordarlas. “Patricio como el de Bob Esponja”

Se vale anotar todo lo que aprendas sobre los demás, que no te de pena.

No temas hacer preguntas y pedir ayuda

Preguntar y pedir ayuda es colaborativo por naturaleza; que tus preguntas sean incondicionales y aceptar un “no” como respuesta te ayudará a superar el miedo de preguntar.

Los demás apreciarán tus preguntas si las haces con el enfoque “quiero aprender más” en lugar de “resuélveme el problema”. Así demostrarás que eres capaz de hacer cosas por ti mismo y tienes el ánimo de ser mejor.

Se recíproco y altruista

Para crear buenas relaciones con los miembros de tu nueva comunidad, emplea lo que los científicos llaman “altruismo recíproco”. Esto significa que cuando alguien nos ayuda, instintivamente, queremos devolverles el favor.

Puedes usar esto demostrando interés por los demás, escuchándolos, apreciando sus ideas y ofreciendo ayuda cuando la necesitan. Cuando lo haces, los demás se sienten inclinados a regresarte el favor de alguna forma parecida.

Espero que hayas disfrutado leyendo este post. Si quieres seguir aprendiendo más sobre el lado de negocios para crear Startups y productos digitales, síguenos.